El inflado de neumáticos con nitrógeno presenta una gran serie de ventajas:

  • Mantiene durante más tiempo la presión de los neumáticos
  • Mejora el rendimiento del neumático
  • Prolonga la vida útil del neumático
  • Aumenta la seguridad del vehículo
  • Permite un ahorro en el combustible